Castillo Lugo: Restablecimiento horario en instituciones públicas se ajusta a estrategia combatir Covid-19

El titular del Ministerio de Administración Pública (MAP), Darío Castillo Lugo, aseguró que la disposición de restablecer el horario regular en las instituciones públicas no contradice la estrategia establecida por el Gobierno y las autoridades de salud para controlar los contagios por Coronavirus.

Según explicó el funcionario, en los pasados meses, desde el inicio de la emergencia sanitaria del Covid-19, en marzo, hasta septiembre, las instituciones públicas habían adoptado, temporalmente, horarios de salida entre las dos y tres de la tarde, para que los servidores públicos llegaran a sus hogares antes de la hora del toque de queda, a las 5:00 p.m.

Sin embargo, en virtud del Decreto núm. 504-20, promulgado por el Presidente Abinader, el cual establece el toque de queda a partir de las nueve de la noche, y por la necesidad de restablecer servicios que las instituciones públicas brindan a la ciudadanía, los cuales se habían visto limitados, el MAP, en su rol de órgano rector del empleo público, emitió la resolución núm. 161-2020, ordenando retomar el horario laboral oficial y el reintegro total de los empleados públicos a las oficinas, con algunas excepciones, indicó.

“La resolución dispone que solo en los casos en que las condiciones de infraestructura de las instituciones permitan el distanciamiento físico, será reincorporado el cien por ciento del personal. De lo contrario, solo debe reintegrarse el setenta y cinco por ciento”, aclaró Castillo Lugo.

La resolución 161-2020 también toma en cuenta los casos de empleados públicos mayores de 65 años, embarazadas o con enfermedades crónicas, a fin de que puedan continuar desempeñando sus funciones en la modalidad de teletrabajo.

En ese sentido, el ministro de Administración Pública reveló que antes de emitir la resolución, solicitó opinión al Ministerio de Salud Pública que, mediante una comunicación, de fecha 29 de septiembre de este año, declaró su anuencia de que los colaboradores que sobrepasan la edad de 65 años y por la comorbilidad, continuaran sus labores en forma remota.

Otras medidas de la resolución 161-2020 incluyen continuar los protocolos de salud establecidos a fin de evitar la propagación del Covid-19 y para que los centros de trabajo no se conviertan en focos de contagio, así como el uso obligatorio de mascarillas.

“Como se puede observar, estas disposiciones del MAP son cónsonas con la estrategia definida por el Gobierno para combatir el Coronavirus”, concluyó Castillo Lugo.