Una médica cubana secuestrada en Haití sigue retenida a pesar de que se pagó rescate

Más de una semana después de que fue secuestrada, una doctora cubana sigue detenida para pedir rescate en Haití, donde bandas violentas siguen interrumpiendo los servicios esenciales.

Daymara Helen Pérez Alabedra fue secuestrada hace ocho días cuando se dirigía a Puerto Príncipe, según un colega médico que no quiso ser identificado. Pérez viajaba en un autobús público junto con otros pasajeros cuando pandilleros la agarraron en el barrio de Martissant.

La comunidad plagada de pandillas en la entrada sur de la capital ha sido escenario de enfrentamientos mortales que han obligado al desplazamiento de más de 19.000 haitianos de sus hogares desde junio.

“Ella fue la única que fue secuestrada”, dijo el médico.

El médico dijo que la pandilla inicialmente pidió un rescate de 1 millón de dólares y luego 100,000, pero después de negociaciones finalmente pagaron un rescate de 10,000 dólares, pero Pérez no fue liberada.

Esto no es inusual en Haití, donde las pandillas que buscan obtener todo lo que pueden a menudo retienen a las víctimas incluso después de que se realiza el pago.

Un vocero de la policía nacional de Haití no pudo confirmar de inmediato el secuestro de Pérez, que ha sido noticia en la prensa local.

Según su página de Facebook, Pérez es originaria de Las Tunas, una provincia del oriente cubano, y vivía en Grand Goâve, una comunidad rural al sur de la capital en la comuna de Léogâne. Como generalista, pasó los últimos tres años en Haití y trabajó en el Hospital Notre Dame en la vecina Petit-Goâve.

El secuestro de Pérez marca la segunda vez que un hospital en el área se ve afectado por la crisis de pandillas del país. El miércoles pasado, una pandilla en Martissant robó un generador de 38,000 dólares destinado al Hospital Sainte Croix de Léogâne mientras lo entregaban.

Los conductores fueron secuestrados y finalmente liberados antes de que se les dijera que regresaran con el dinero del rescate si querían el generador y su vehículo.

El atraco obligó al hospital a cerrar debido a la falta de energía. El lunes, el reverendo Jn Michelin St. Louis, director del hospital, dijo que a partir del jueves había dejado de aceptar nuevos pacientes y que el centro está tratando de encontrar hospitales en la región que acepten siete bebés en la sala de neonatología.

Si bien la mayoría de las víctimas de secuestro en Haití son haitianos, también se ha secuestrado a extranjeros. En octubre, 16 estadounidenses y un misionero canadiense fueron secuestrados después de visitar un orfanato al este de la capital. El último del grupo fue liberado en diciembre después de dos meses en cautiverio.

Dos técnicos cubanos también fueron secuestrados en Puerto Príncipe en diciembre y fueron liberados a principios de este mes, dijo al Miami Herald una fuente con conocimiento del secuestro que no quiso ser identificada.

Las autoridades cubanas no se han pronunciado sobre su liberación, ni denunciaron el secuestro del médico. La Embajada de Cuba en Washington no respondió a una solicitud de comentarios.

El director general del Ministerio de Salud de Haití, Dr. Lauré Adrien, negó los informes de la prensa haitiana de que el secuestro de Pérez ha llevado al gobierno cubano a sacar a 78 de sus médicos del país.

Adrien dijo que, según información obtenida del jefe de la Brigada Médica Cubana en Haití, hubo un vuelo chárter de larga duración que salió de Puerto Príncipe con 28 personas a bordo. La lista incluye a 18 miembros de la brigada médica cuya misión había llegado a su fin y otros 10 que se fueron de vacaciones.

“No ha habido salidas de 78 profesionales cubanos”, dijo Adrien, y agregó que hay unos 300 miembros de la brigada médica cubana trabajando en Haití, donde brindan servicios esenciales de salud en su mayoría en comunidades rurales.

Adrien dijo que el ministerio condena el secuestro de Pérez y quiere que sea liberada lo antes posible.

Fuente: miamiherald.com