Rusia reconoce que 1.351 soldados rusos han muerto en guerra contra Ucrania

Durante la operación militar especial en Ucrania, 1.351 soldados rusos murieron y 3.825 resultaron heridos, dijo el jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor General ruso, Serguéi Rudskói en una sesión informativa en Moscú.

«Lamentablemente, durante el operativo militar especial, hay bajas entre nuestros compañeros de armas. Hasta la fecha, 1.351 militares murieron, 3.825 resultaron heridos», dijo.

Asimismo, Rudskói comunicó que las tropas ucranianas perdieron más de 14.000 efectivos y unos 16.000 resultaron heridos desde el inicio de la operación militar especial de Rusia en Ucrania.

«Tras un mes de actividades militares, sus bajas ascendieron a unas 30.000 personas, de ellas más de 14.000 murieron y unas 16.000 resultaron heridas», dijo.

Rudskói recordó que al comienzo de la operación, las Fuerzas Armadas de Ucrania, junto con la Guardia Nacional, contaban con 260.200 militares.

Enfatizó que las pérdidas están compensadas por individuos movilizados y por personal de las tropas de defensa territorial que carecen de la formación necesaria, lo que aumenta el riesgo de sufrir grandes pérdidas.

Según el oficial, las Fuerzas Armadas de Ucrania que luchan en Donbás perdieron unos 7.000 combatientes, lo que representa el 26% de todos sus efectivos.

Además, Rudskói advirtió que los mercenarios extranjeros en Ucrania serán «destruidos sin piedad».

Las Fuerzas Armadas rusas, indicó, sugieren que los militares ucranianos depongan las armas y se dirijan a sus puntos de despliegue permanente para evitar víctimas innecesarias.

Asimismo, destacó que más de 23.000 voluntarios de 37 países expresaron su disposición a combatir del lado de las repúblicas de Donbás.

«Más de 23.000 ciudadanos extranjeros de 37 países declararon su disposición a combatir del lado de las repúblicas populares», informó.

No obstante, indicó que las Repúblicas Populares de Lugansk y Donetsk rechazaron tal ayuda por tener «suficientes fuerzas y recursos».

Además, informó que el Ministerio de Defensa «recibe muchas solicitudes de ciudadanos rusos que desean participar en la operación militar especial».

Establecimiento de zona de exclusión aérea sobre Ucrania

Rusia responderá de inmediato al establecimiento de zona de exclusión aérea sobre Ucrania, declaró Rudskói.

Denunció que ciertos países miembros de la OTAN proponen cerrar el espacio aéreo sobre Ucrania.

«Las Fuerzas Armadas de Rusia reaccionarán a semejantes intentos de manera correspondiente», dijo Rudskói.

Además, advirtió sobre el envió de aviones y sistemas de defensa antiaérea a Ucrania.

El militar tachó de «gran error» los suministros de armas a Ucrania por Occidente.

«Esto demora el conflicto y no podrá influir en el transcurso de la operación», dijo.

Un asalto a ciudades ucranianas

El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Rusia inicialmente no planeó asaltar ciudades ucranianas, pero tal posibilidad no se descarta, anunció el jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor ruso.

«Inicialmente no planeamos asaltarlas para evitar la destrucción y minimizar las pérdidas entre el personal y los civiles. Y aunque no excluimos tal posibilidad, (…) a medida que las unidades completen las tareas establecidas, y están se están resolviendo con éxito, nuestras fuerzas y medios se concentrarán en lo principal: la liberación completa de Donbás», dijo.

Señaló que las fuerzas armadas rusas bloquearon las ciudades de Kiev, Járkov, Chernígov, Sumy y Nikoláyev, y que controlan Jersón y la mayor parte de las regiones de Zaporiyia.

Asimismo, indicó que la presencia rusa en el área de las ciudades bloqueadas de Ucrania limita a las fuerzas de Kiev, y que no les permite fortalecer su agrupación en Donbás ahora ni en el futuro.

Minas ucranianas a la deriva en el mar Negro

Rudskói también aseveró que al menos diez minas colocadas por Ucrania se encuentran a la deriva en la parte occidental del mar Negro.

«Al menos 10 minas se encuentran ancladas y a la deriva en la parte occidental del mar Negro, lo que representa una amenaza real para los buques de guerra y civiles», dijo Rudskói en una rueda de prensa.

También calificó como imprudente la instalación de minas por parte de Ucrania en los accesos a los puertos de Odesa, Ochákov, Chernomorsk y Yuzhni, donde hay más de 400 minas ancladas obsoletas.

Rusia alcanzó objetivos principales de operación

Rudskói declaró que Rusia alcanzó los objetivos principales de la primera etapa de la operación militar que lleva a cabo en Ucrania.

«En general, las principales tareas de la primera etapa de la operación han sido completadas. El potencial de combate de las Fuerzas Armadas de Ucrania se ha reducido significativamente, lo que permite, lo enfatizo una vez más, concentrar los esfuerzos principales en lograr el objetivo principal -liberar a Donbás», dijo Rudskói en una sesión informativa.

Hasta la fecha, continuó, la Milicia Popular de la República Popular de Lugansk liberó el 93% de su tierra y 276 asentamientos, y la Milicia Popular de la República Popular de Donetsk, el 54%.

«Las Fuerzas Armadas de Rusia seguirán realizando la operación militar especial según lo planeado hasta el pleno cumplimiento de las tareas asignadas por el Comandante Supremo», destacó.

Según Rudskói, «actualmente, las fuerzas aéreas ucranianas y el sistema de defensa aérea están casi completamente destruidos» y «las fuerzas navales del país dejaron de existir».

Asimismo, «se destruyeron 39 bases de almacenamiento y arsenales, que contenían hasta el 70 por ciento de todas las existencias de equipo militar, material y combustible, así como más de 1.054.000 toneladas de municiones».

También informó que 16 de los principales aeródromos militares y 30 fábricas del sector de Defensa de Ucrania fueron neutralizados por la fuerzas rusas.

«De los 2.416 tanques y otros vehículos blindados de combate que estaban hasta el 24 de febrero en formación de combate, se destruyeron 1.587; de los 1.509 piezas de artillería de campaña y morteros, 636; de los 535 lanzacohetes múltiples, 163; de los 152 aviones, 112; de los 149 helicópteros, 75; de los 36 drones Bayraktar TB2, 35; de los 180 sistemas de defensa aérea C-300 y Buk M1, 148; de los 300 radares para diversos fines, 117», concluyó.

Fuente: sputniknews.com