Biden dice para el 4 de julio los estadounidenses podrán celebrar festividades casi normales

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció la eliminación de las restricciones de edad para recibir la vacuna contra el COVID-19, durante lo que fue su primer mensaje a toda la nación defendió su gigantesco plan de estímulo económico, pero también destacó los progresos en la vacunación contra el COVID-19, que vislumbran una vía de salida ante la pandemia.

“Sabemos lo que tenemos que hacer para vencer a este virus. Decir la verdad y seguir a la ciencia”, dijo Biden durante su primera alocución solemne en el día 50 de su mandato, en horario estelar, a las 20 (hora local, 1 GMT del viernes).

“Esta es la verdad. La única manera de recuperar nuestras vidas y volver a encarrilar la economía es vencer al virus”, explicó Biden. “Hay verdaderas razones para tener esperanzas, les prometo”, aseguró. “Vemos la luz al final del túnel”.

 “Cuando asumí la presidencia hace 50 días, 8% de los mayores de 65 años se habían dado la primera dosis. Hoy esa cifra es superior al 65%”, aseguró el mandatario norteamericano.

Durante el discurso estableció la meta de que los estadounidenses puedan reunirse en grupos pequeños para el 4 de julio y que todos los adultos sean elegibles para inscribirse en las vacunas antes del 1 de mayo.

“Estoy anunciando que ordenaré a todos los Estados, clanes y territorios para que todos los adultos, personas mayores de 18 años, sean elegibles para ser vacunados a más tardar el 1 de mayo”, dijo Biden. “Déjame ser claro, eso no significa que todos vayan a tener esa oportunidad de inmediato. Pero significa que podrás hacer fila a partir del 1 de mayo «.

Biden dijo que tendrán suficiente suministro de vacunas para todos los adultos en Estados Unidos para fines de mayo, meses antes de lo previsto. Y que, si todo va según lo planeado, el 4 de julio podría ver festividades estadounidenses casi normales.

“Para el 4 de julio hay una buena posibilidad de que usted, sus familias y amigos puedan reunirse en su patio trasero o en su vecindario y hacer una comida al aire libre o una barbacoa y celebrar el Día de la Independencia”, dijo Biden.

“Eso no significa grandes eventos con muchas personas juntas, pero sí significa que grupos pequeños podrán reunirse. Después de este año largo y duro, hará de este Día de la Independencia algo realmente especial, donde no solo marcamos nuestra independencia como nación, sino que comenzamos a marcar nuestra independencia de este virus”.

Biden se atribuyó el mérito del progreso de Estados Unidos para poner fin a la pandemia y, sin mencionarlo por su nombre, atacó a su predecesor, el ex presidente Donald Trump.

«Perdimos la fe en si nuestro gobierno y nuestra democracia pueden cumplir con cosas realmente difíciles para el pueblo estadounidense», dijo Biden.

“Como presidente de los Estados Unidos tengo que ponernos en pie de guerra para hacer el trabajo. Suena como una exageración, pero lo digo en serio, en pie de guerra».

Trump criticó a Biden en una declaración el miércoles por reclamar crédito por el desarrollo de vacunas, y señaló que miles de millones en fondos federales se infundieron en investigación y desarrollo bajo su supervisión.

Trump dijo en un comunicado, «si yo no fuera presidente, no estarían recibiendo esa hermosa “oportunidad” al menos durante 5 años, en el mejor de los casos, y probablemente no la obtendrías en absoluto».

El discurso de Biden marca el primer aniversario del bloqueo generalizado del coronavirus en los EEUU y se produce horas después de que firmó el proyecto de ley de estímulo pandémico de  1,9 billones de dólares que los demócratas aprobaron en el Congreso esta semana en votaciones partidistas.

El enorme proyecto de ley otorga un cheque de estímulo de 1,400 dólares a la mayoría de los estadounidenses, extiende un suplemento semanal de desempleo de 300 dólares hasta el 3 de septiembre y otorga 350 mil millones a los gobiernos estatales y locales.