Informe Global de Riesgos revela 9 de cada 10 empresas proyectan disminución de ingresos en 2020

Santo Domingo.- Desde que se declaró la pandemia en marzo del 2020, las empresas han enfrentado grandes desafíos; incluso antes de esta crisis las empresas ya enfrentaban un panorama de riesgos globales interconectados muy complejo, como se indica en el Informe Global de Riesgos 2020, realizado en colaboración con el Foro Económico Mundial.

Es así que la pandemia causada por el COVID-19 puso a prueba la sostenibilidad de algunos sectores que han tenido que reinventar nuevas formas de producción para sobrevivir, sin embargo, conforme han ido avanzando los meses, las empresas se han ido adaptando a estos cambios y medidas necesarias para poder continuar con sus actividades de una u otra manera, con el objetivo en común de reactivar la economía.

De acuerdo al estudio realizado por Marsh, Impacto por COVID-19 en Latinoamérica y el Caribe, en el que participaron 534 empresas de 25 sectores en 11 países: Colombia, Perú, República Dominicana, Panamá, México, entre otros, nueve de cada diez empresas tiene proyectado una disminución en ingresos para este año, mientras que sólo el 11.97% no ha sufrido impacto negativo a causa de la pandemia.

El objetivo del estudio ha sido conocer el impacto de la pandemia en los diferentes sectores económicos, para ayudar a las empresas de la región a comparar su situación frente a las de su misma industria y/u otros sectores.

El estudio arroja más luz sobre el severo impacto económico que la pandemia ha tenido en el tejido empresarial de nuestra región. Para las compañías ha representado un gran desafío el poder mitigar este impacto y poder reabrir para recuperar sus ingresos. De hecho el 52% de las empresas encuestadas, ha visto una reducción en sus ingresos de entre 15% y el 25%, y el 42% ha tenido un impacto de entre 6% y 15% en su cadena de valor.

Gracias a la encuesta, sabemos que las industrias que se han visto más afectadas son la de manufactura, servicios, hospitalidad o turismo y comercio (mayorista y minorista).

Por lo que es de vital importancia que estos últimos normalicen actividades, ya que el 67% del PIB de Latinoamérica corresponde a comercios restaurantes, turismo, transporte, hoteles y servicios sociales y empresariales. Entre los menos afectados se encuentran, Alimentos y Bebidas, Comunicaciones y Agricultura.

Como parte de la reactivación económica para las industrias afectadas, es de suma importancia tomar en cuenta la decisión sobre cuánta gente regresará a laborar de forma presencial en esta primera fase. De acuerdo a la información, la mayoría de las empresas espera que entre 30% y 50% del personal, regresen a sus centros de trabajo.

El panorama 2020-2021 para Latinoamérica y el Caribe será desafiante. De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), se estima un incremento de 10% de desempleo en la región, lo que impactará en el número de personas en situación de pobreza que podría alcanzar el 35% de la población latinoamericana.

“Esperamos que para 2021 la economía empiece a recuperarse, considerando que tomará entre 3 y 18 meses, dependiendo de cada industria y situación local. Ante esta realidad se vuelve critica la colaboración público- privada para ayudar a empresas de todos los tamaños y especialmente PYMES, a retornar/recuperar su actividad económica.” comentó Enrique Valdez, presidente/CEO de Marsh Franco Acra..

“Urge asímismo que las empresas mejoren sus estrategias de gestión de riesgos, lo que les ayudará a controlar futuros impactos y a construir organizaciones más resilientes.” Indicó Gerardo Herrera Perdomo, líder en Consultoría de Riesgos para Latinoamérica y el Caribe.