BID anuncia ganadores de la iniciativa Superhéroes del Desarrollo 2021

El Grupo BID anunció hoy los cuatro ganadores de la cuarta edición de la Iniciativa Superhéroes del Desarrollo 2021, que reconoce la implementación de soluciones creativas e innovadoras durante la ejecución de proyectos de desarrollo financiados por el Grupo BID en América Latina y el Caribe.

Entre las 91 propuestas presentadas, los cuatro proyectos ganadores de Belice, Ecuador y El Salvador, demostraron que, sin importar las condiciones adversas, los superhéroes logran sus objetivos de mejorar la calidad de vida en sus países.

En su cuarta edición, Superhéroes del Desarrollo se alinea con la Visión 2025 del Banco que se enfoca, entre otros aspectos, en mejorar la implementación de los proyectos, su monitoreo y la medición de resultados, buscando así la excelencia operativa, para lograr un impacto positivo en la vida de las personas de América Latina y el Caribe.

El jurado estuvo conformado por la alta administración del Grupo BID. Lorena Rodríguez Bu, Jefa de la División de Conocimiento y Aprendizaje, resaltó que es clave “sistematizar las lecciones aprendidas, las historias de éxito y de fracasos para compartirlas con otras agencias ejecutoras que puedan estar enfrentando los mismos desafíos; como Grupo BID somos una institución que aprende constantemente”.

Los ganadores son:

1. Inclusión y participación ciudadana que transformó el hábitat del asentamiento urbano precario Las Palmeras de El Salvador (El Salvador), implementado por el Programa de Reducción de Vulnerabilidad en Asentamientos Urbanos Precarios del Área Metropolitana de San Salvador del Ministerio de Obras Públicas, Transporte, Vivienda y Desarrollo Urbano.

El Salvador, experimentó a principios de los 80 un fuerte incremento de migrantes como consecuencia del conflicto armado. En su mayoría, eran campesinos y personas de bajos ingresos, que se asentaron en zonas marginales que conviven con grupos de pandillas. 

Este proyecto, que incluyó obras de saneamiento básico, dotación de agua potable a 400 familias, asfaltado de calles, construcción de drenajes pluviales, e iluminación de la comunidad, debió abordar el manejo de conflictos en 9 comunidades llamadas «Las Palmeras», en el municipio de Tonacatepeque, con alta presencia de maras y pandillas.

Para que todos los empleados de campo, funcionarios institucionales y profesionales pudieran desarrollar el proyecto sin riesgos, y para lograr que la población se involucrara e identificara con el proyecto, se trabajó e incluyó a todos los actores clave de la comunidad a lo largo del ciclo de vida del proyecto y se empoderó a las mujeres en temas de derechos e igualdad de género. 

2. TICs para la inclusión en tiempos de COVID-19 (Ecuador), implementado por la Asociación Fe y Alegría Ecuador.

La llegada del COVID-19 a Ecuador en febrero de 2020, obligó al gobierno nacional a tomar una serie de medidas para mitigar el impacto en la salud pública. Entre estas medidas, la cancelación de clases presenciales golpeó particularmente a niños y niñas con discapacidad y de escasos recursos por su limitado acceso a conectividad y equipamiento tecnológico. La deserción escolar, la desnutrición y el aumento de la violencia doméstica amenazaron el bienestar de este grupo de atención prioritaria.

En este contexto se inicia la ejecución de un proyecto que atiende a cerca de 500 estudiantes con discapacidad provenientes de 6 centros educativos en Quito, Guayaquil, Manta y Santo Domingo, y que consiste en implementar un modelo educativo basado en la tecnología y la innovación social.

Se implementó un plan integral que incluyó la dotación de equipamiento tecnológico, conectividad, y desarrollo de un esquema de educación virtual adaptado a las características de esta población. Se trabajó con la comunidad beneficiaria, se la hizo partícipe del proceso de innovación y se demostró la importancia de la participación de la comunidad, de los padres y de los maestros.

3. Indagación y aprendizaje basado en problemas (Belice), implementado por el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de Belice. 

Las brechas pedagógicas y de contenido de los docentes de Belice produjeron resultados educativos deficientes. Las tasas de repetición fueron elevadas, y sólo dos de cada cinco niños matriculados en la escuela primaria completaron este nivel en los ocho años prescritos.

La pedagogía centrada en el docente, que se había usado siempre en el país, con memorización de fórmulas y recitación de textos, tiene poco impacto en el mundo actual. Se implementó entonces el programa EQIP (Education Quality Improvement Program) que permitió una formación de docentes de dos años en una pedagogía titulada “Aprendizaje Basado en la Indagación y Resolución de Problemas” donde el docente se convierte en un facilitador, observador, y donde los estudiantes aprender a pensar, a resolver problemas en colaboración con sus compañeros y guiados por el docente. Sin necesidad de aumentar el tiempo de instrucción o de invertir en equipos costos, el cambio del enfoque pedagógico fue la clave para obtener mejores resultados.

4. Catastro rural en Ecuador: tecnología libre y participativa para la gobernanza de la tierra (Ecuador), implementado por el Sistema Nacional de Información y Gestión de Tierras Rurales e Infraestructura Tecnológica, SIGTIERRAS, del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca de Ecuador.

El catastro y los sistemas de información no son populares. La información que proveen es indispensable para la planificación y la toma de decisiones de desarrollo, pero a veces se vincula con incremento de impuestos o de controles y por eso pueden ser percibidos por la comunidad como poco favorables.

El proyecto logró construir un clima de confianza entre los diferentes actores involucrados a través de la apertura de espacios de diálogo, la divulgación de información, instancias de información a los campesinos, y la presentación de resultados por barrios.

Se realizó una migración de un sistema análogo basado en dibujos y planos en papel, a un sistema digital, libre y de fácil uso y acceso para el levantamiento catastral. La comunicación efectiva, temprana y permanente, que logre identificar los intereses y necesidades de las partes involucradas fue clave para el éxito de este proyecto.

Como parte de la oferta de diseminación de lecciones aprendidas de AcademiaBID, los ganadores participarán en un conversatorio virtual abierto a la Región, con el Presidente del Grupo BID, Mauricio Claver-Carone, en donde presentarán sus proyectos y experiencias.

Asimismo,  Academia BID generará una publicación que compile las historias de los 8 finalistas, que será ampliamente diseminada con el objetivo de contribuir tanto a la mejora en la ejecución de proyectos como a la preparación de nuevas operaciones.