Nieto de Muhammad Ali mantiene invicto con impactante KO en el primer round

El estadounidense Shakur Stevenson derrota al mexicano Óscar Valdés

Nico Ali Walsh (5-0), con solo 21 años está escribiendo su historia en el boxeo. El nieto del legendario Muhammad Ali volvió a tener una actuación sobresaliente con un impactante nocaut en el primer round sobre Alejandro Ibarra (7-1), en un combate perteneciente a la división de los medianos, celebrado este sábado en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas.

Ali Walsh, una de las máximas promesas pugilistas del mundo se despachó con un impresionante KO tras una combinación de izquierda y derecha, que cerró con un gancho sobre su oponente que quedó tendido. Rápidamente, el juez Russell Mora observó a Ibarra y decretó el triunfo para llevar su récord profesional a 5-0, cuatro por la vía rápida.

“Es un testimonio de todo el trabajo que he realizado. Cosas como ésta suceden cuando se pone ese trabajo”, afirmó Nico Ali Walsh tras la pelea que estuvo en la cartelera cuyo combate estelar fue el que protagonizaron Óscar Valdez y Shakur Stevenson, quien terminó unificando los títulos Mundiales WBC y WBO de peso superpluma.

“Estoy devolviendo a la vida a mi abuelo”, reconoció Nico Ali Walsh al referirse a una de las leyendas del boxeo, Muhammad Ali. Y justamente, ese cántico “¡Ali! ¡Ali!” fue el que le dio la gran bienvenida al joven pugilista nacido en Chicago y quien actualmente reside en Las Vegas.

El joven Ali inició su camino como boxeador profesional en agosto de 2021, con otra gran victoria por KO sobre el estadounidense Jordan Weeks en Tulsa, Estados Unidos.

También por la vía rápida, luego superó a James Westley II en Atlanta y a Jeremiah Yeager, otra vez nuevamente en Tulsa. El único triunfo por puntos fue ante Reyes Sánchez, en el mítico Madison Square Garden de Nueva York.

Shakur Stevenson derrota al mexicano Óscar Valdés

En el combate estelar, el estadounidense Shakur Stevenson venció por decisión unánime al mexicano Óscar Valdés y, además de quitarle el invicto, le arrebató el título superpluma del Consejo Mundial de Boxeo.

Stevenson dio una lección de boxeo desde la larga distancia y se impuso con tarjetas a favor de 117-110, 118-109, 118-109, para llegar a 18 victorias sin derrotas, nueve de ellas por nocaut, mientras Valdés sufrió su primera derrota luego de 30 triunfos, 23 por la vía rápida.

Stevenson, quien llevó una bandera de Puerto Rico de su pantalón en memoria de su fenecido padre, sumó la correa de Valdez a la suya en la Organización Mundial de Boxeo.

Stevenson, con mayor alcance y más fuerte, marcó con el ‘jab’ de derecha desde la larga distancia ante el mexicano, que tuvo poco margen de respuesta.

El estadounidense se mantuvo con la iniciativa y aunque Valdez conectó algunas buenas derechas y golpeó al estómago, el estadounidense volvió a sacar ventaja en el segundo segmento.

Valdez reaccionó en el tercer asalto. Buscó la media distancia, hizo impactos con su golpe recto, se movió mejor y se acercó en las tarjetas de los jueces.

Skakur regresó al combate y dictó las reglas en los asaltos cuarto, quinto y sexto, en éste último con un conteo de protección incluido.

En esos tres rounds Stevenson insistió con el jab y a partir de ahí, hizo daño con golpes al estómago, efectividad con el recto y más volumen de golpes ante el mexicano, con la guardia cerrada.

En el sexto, Valdez quedó fuera de balance y el estadounidense aprovechó, lo cual causó un conteo de protección a Valdez. Si bien fue el mejor asalto de Stevenson, fue beneficiado por el juez, que no lo requirió por un par de golpes bajos.

Con ventaja en las tarjetas, Shakur siguió el guión desde la larga distancia, aunque Óscar respondió y por segunda vez se vio competitivo, lo cual repitió en el octavo, en el que el mexicano equilibró la balanza.

Stevenson volvió a pegar desde atrás con su ‘jab’ y a mitad del noveno asalto lanzó un buen ‘upper cut’, que complementó con golpes abajo para confirmar la ventaja.

Obligado a impresionar a los jueces, Óscar forzó las acciones, pero después de empezar bien en el décimo round, Stevenson lo hizo fallar y castigó con combinaciones ante el desesperado mexicano.

Stevenson confirmó la superioridad con un festival de rectos a la anatomía del mexicano; fue mejor en el undécimo, bailó en el duodécimo y así confirmó un triunfo cómodo.

“Esta victoria significa todo, Óscar es un duro campeón, pero quiero todos los cinturones”, dijo Stevenson, quien le propuso matrimonio a su novia, Young Lyric, quien le dio el sí.

Valdés dijo que trabajará fuerte para volver a ser campeón mundial y reconoció la calidad de Shakur.

“Fue mejor esta noche, es grande, tiene velocidad y una gran defensa, pero volveré para recuperar el cinturón para México”, señaló.