PRM en Nueva York celebra Día Internacional de la Mujer y reconoce destacadas dirigentes

NUEVA YORK._ ​Con la asistencia del cónsul dominicano Eligio Jáquez, la viceministra de Trabajo de la República Dominicana, Mairenis Corniel y la comisionada de Cultura, Francia Vargas, El Partido Revolucionario Moderno (PRM) , celebró el Día Internacional de la Mujer.

La misma se inició con la entonación de los himnos de Estados Unidos de Norte América, de la República Dominicana, y del PRM, seguido de la invocación al señor por la pastora Elena Ventura.

Acto seguido el honorable cónsul Eligio Jáquez, dijo las palabras de honor, asimismo la diputada Iris Familia, dio la bienvenida de motivación a las damas presentes a quienes se les organizó el emotivo acto.

 La dirigente perremeísta de Staten Island, Yanilda Santos Valdez, hizo un breve relato sobre «El Dia Internacional de la Mujer», en el marco de haberse celebrado ese día tan importante para todas las féminas.

Un grupo de valiosas dirigentes del partido en el gobierno, dieron lectura de semblanzas de mujeres históricas dominicanas, entre las que cabe destacar a Ercilia Pepín, Yolanda Guzmán, Evangelina Rodríguez, Carmen Josefina Lora, Florinda Soriano, (mamá tingó), entre otras.

Varias destacadas mujeres y dirigentes del PRM fueron reconocida, con certificados por su ardua labor en favor de la comunidad y el partido, entre ellas, Argentina Macario, la diputada Servia Iris Familia, y Altagracia Soldevilla, quien lloró de la emoción al recibirlo.

Los reconocimientos fueron entregados por Ramona Almonte (Monín) y Eustaquia Sánchez, quien levantó el ánimo de los asistentes durante su intervención tras darle las gracias al Cónsul por su apoyo moral y económico para el evento.

La actividad que fue a casa llena se realizó en el local de la seccional neoyorquina del PRM a la que asistieron también Neftalí Fuerte y Jhon Sánchez, presidente y secretario general, localizada en el 1880 de la avenida Carter en el Bronx y estuvo animada musicalmente por la cantante Yanet Guaba.

Por Víctor Gómez