Califica de descaro cierre de local del Comisionado de Cultura Dominicano en NY

Nueva York.-  ​El exdirector general de la Feria Cultural y del Libro calificó de descaro el cierre del local del Comisionado de Cultura Dominicano en esta ciudad.

El licenciado Javier Fuentes, expresó su disgusto por el cierre de dicha institución, la cual a su juicio, era un refugio para los escritores de distintos géneros dentro del área de la literatura y todas las expresiones del arte dominicano.

En un documento el politólogo acusó al presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) aquí, Neftalí Fuerte, a la enlace cultural señora Francia Vargas, entre otros dirigentes, por su politiquería y las diatribas por envidia que se aposentó para este hecho.

Fuentes, aseguró que “fueron capaces de llamar a la ciudad en múltiples ocasiones para hacer denuncias sobre violaciones que tiene el edificio donde se alojaba la entidad, y que nada tenía que ver con la pasada administración de la poeta Lourdes Batista Jakab”.

El ex catedrático universitario acusó a la incapacidad y mediocridad de esos dirigentes del PRM y de otros funcionarios de mayor jerarquía que apoyaron ese desatino.

«Supuestamente se mudaron, pero no explican donde, lo que tenemos entendido es que irán al local del consulado, pero me pregunto, como puede desde allí operar el Comisionado, donde ni los mismos empleados tienen un espacio decente, y existen otras instituciones del gobierno», dijo.

«Lo triste de todo esto es, que esté sucediendo en un gobierno de profundas raíces democrática y que se permita que el Comisionado sea desalojado, no por violaciones, sino porque Neftalí Fuerte, en la maldad de Francia Vaga, perdón, Vargas, no tuvieron interés, de firmar el nuevo contrato”, explicó el abogado y politólogo.

Agregó que dicho contrato estaba concertado para firmarse el día 12 de febrero y la excomisionada fue desvinculada el viernes 9 de ese mismo mes.

Señaló que han degradado una institución cultural y la convirtieron en un comité de base de un partido cualquiera y desde allí nombrar a personas sin la calidad ni los grados académicos.

«El presidente debe saber que la diáspora merece mayor respeto de tal «funcionario» que supuestamente es asesor del poder ejecutivo, nosotros somos más inteligentes que eso, estaré alerto y daré seguimiento», puntualizó Javier Fuentes.

Por Víctor Gómez