El síndrome de Don Juan

Siento gran fascinación  por las películas, novelas o series que se basan en la biografía de un personaje determinado. Quizás esta es la razón por la cual no me he perdido un solo capítulo de la producción colombiana, “Diomedes”.

El protagonista representa a un mujeriego empedernido, un Don Juan, incapaz de sostener una relación estable con una sola mujer. A lo mejor sangro por la herida, ya que este fue el principal defecto de mi bohemio padre.

“Don Juan, personaje desenfrenado y libertino–nacido en las entrañas del Romanticismo– que iba por la vida vociferándole al mundo el gran número de conquistas que había logrado.

 Este hombre, de 1630, dejó para la posteridad un tipo de comportamiento masculino que sugiere que los hombres son más “hombres” de acuerdo a la cantidad de mujeres con las que han estado”. Fuente: https://www.terediaz.com/.

El término “mujeriego”, define a aquellos hombres que tienen una necesidad insaciable de conquistar compulsivamente, sin importar los problemas que su conducta puede acarrearles.

Este comportamiento tiene su origen en la infancia, siendo una característica de los hijos sumamente consentidos y que no recibieron la atención requerida durante sus primeros años de infancia.

Los niños con estas características, muestran la necesidad de buscar aprobación, especialmente de las mujeres que están a su alrededor.

Se ha demostrado psicológicamente que tienen bajos niveles de inteligencia emocional, y dificultades relacionadas con la intimidad.

Algo que llama la atención en los mujeriegos, es que, a pesar del gran número de mujeres que llenan su historial de vida, interiormente, les acompaña un gran vacío.

Investigué sobre la posibilidad de que existiera una cura para este síndrome, pero mis esfuerzos fueron infructuosos, sin embargo, llamó poderosamente mi atención conocer a las figuras que formaban parte de la lista de “Don juanes”: Porfirio Rubirosa, John F. Kennedy, Ted Kennedy, George Hamilton, Warren Beatty y Julio Iglesias.

Empezaba a sentirme frustrada porque en el listado no existían negros y cuando estaba a punto de ponerme a chismosear, encontré un listado de actores negros, considerados Dones juanes, el cual encabezaba el excelente Denzel Washington.

Aunque los hombres con esta condición, aparentemente, creen que se la están comiendo, su vida puede tener momentos muy tristes de soledad y depresión, su comportamiento los mantiene fuera de control, y, lamentablemente, todo lo que no es normal, termina siendo anormal.

Por Epifania de la Cruz (epifaniadelacruz@ gmail.com / www.renacerparatodos.net)

*La autora es psicóloga clínica