Disc jokeys de origen dominicano se destacan por su estilo peculiar

NUEVA YORK.-_Dos hermanos disc jokey  (DJ) de origen dominicano se destacan en esta urbe con un estilo peculiar con el cual piensan seguir conquistando al público neoyorquino en cada plaza que se presenten.

 Ángel y Juan Manuel Sánchez (el afable chiki) por más de dos décadas vienen imponiendo un estilo combinado y ameno en cada presentación donde son solicitados, afianzándose con esfuerzo y dedicación   ganando espacio en el corazón de sus fans.

La pasión que muestran los Sánchez, en  cada entrega de este oficio cuando entre mezclas y peticiones del público con una improvisación casi perfecta y como si saliera de un guion, Ángel, resalta con un estilo muy personal a uno de los asistentes cuando dice, «Fulano, el primer trago es gratis, el segundo también, pero el tercero te lo cobro», en medio de la canción que su hermano mezcla con habilidad y destreza, provocando la algarabía de los presentes.

Parece que nacieron para eso aunque lo tienen como medio de subsistencia, ya que ambos dedican más tiempo a otros asuntos concerniente a su profesión y a la familia, siendo esta última quienes más los  admiran y soportan.

«Para muchos la actitud relajada, es el único beneficio que nosotros los DJ podemos logra en esta ocupación u oficio, pero a mi juicio, lo peor de esto es el cansancio y la resaca que obtenemos al final de cada jornada, claro está, acompañado de la satisfacción del deber cumplido» , manifestó el carismático Ángel Sánchez, a este reportero.

 De su lado su hermano y compañero de tarima Juan Manuel «el chiki»,  expresó que «por suerte la mayoría de los DJs, entre set y set la pasamos bien, pero con toda sinceridad es un oficio que requiere mucho sacrificio y dedicación que muchas veces no es muy bien remunerado sin que el público que disfruta de esta pasión sepa lo atenuante que es».

Para muchos seguidores de este oficio o profesión, indudablemente hay situasiones que puede tornarse divertida, pero tiene su lado oscuro y es lo que hace que muchos DJs abandonen el barco antes de atracar.