Ud. está aquí: Politica Partidos Elido Pérez: Ninguna sociedad progresa con sus capital humano sentado y ocioso

Elido Pérez: Ninguna sociedad progresa con sus capital humano sentado y ocioso

E-mail Imprimir PDF
Elido Perez

Nueva York.- El aspirante a Alcalde por el municipio de Salcedo, licenciado Elido Perez, aseveró hoy que no es posible que ninguna sociedad progrese con sus capital humano sentado y ocioso, por lo que en el caso de esa demarcación geográfica se hace necesario gestionar la apertura de la Zona Franca y la creación de una mesa de empleos y emprendedurismo.

El reconocido municipalista cree que el gobierno local no puede ser dirigido por gente

que sin ser ayuntamiento están rigiendo, como es el caso de Salcedo y deploró que la actual alcaldesa se deje manejar por agenda de terceros y hace lo que le ordene, pero que en su gestión habrá un ayuntamiento que con sus regidores, la comunidad y la sociedad civil van a consensuar y a trabajar por un desarrollo sostenido del municipio.

El candidato a alcalde por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y Alianza País, dijo tener la certeza que los proyectos que beneficien la comunidad de salcedo y que sean impulsados desde allí recibirán la repuesta favorable del gobierno del CAMBIO que encabezará el licenciado Luis Abinader a partir de agosto del 2020 para tener un Salcedo diferente.

“La sociedad quiere políticos que se atrevan a comprometerse, la sociedad está cansada de político que la han defraudado, la sociedad quiere un cambio y ese cambio solo se genera cuando existe proximidad entre gobernante y gobernados”, aseguró Elido Pérez.

Anunció que su gestión creara una oficina de consultoría y orientación del dominicano en el exterior para aquellos dominicanos residentes en playas extranjeras que quieran invertir en el municipio tengan la garantía de hacerlo en proyectos debidamente estudiados y autorizados.

De igual manera indicó que hará alianzas estratégicas con el Distrito Escolar para entre otros temas los niños desde primera edad se inicien a conocer la importancia de reciclaje, del cuidado del medio ambiente, sobre el calentamiento global, hacer del ciudadano el recurso más importante.

“No ando en los Estados Unidos con un platillo pidiendo ayuda o limosna, yo ando diciéndole a ustedes que lo que podemos hacer en el país es cambiar y ese cambio se logra llamando a sus gentes, diciéndoles que voten por el cambio”, aseveró el aspirante a dirigir el ayuntamiento de Salcedo.

Advirtió que probablemente sea el candidato de menos posibilidades económicas en la provincia Hermanas Mirabal, pero ningún otro candidato o candidata, llámese como se llame se atreve a sentarse con él para hablar de honradez, honestidad, de transparencia, de familia, de ejemplo y testimonio, asegurando que el país lo que quiere es candidato de principios y valores, no candidatos que compren voluntades, que compren cedulas, sino candidatos que le garanticen un cambio de actitud basado en la decencia y la honradez.

Señaló ser de los soñadores que le gusta hacer realidad sus sueños y en ese sentido recordó sus realizaciones en su gestión como sindico de ese municipio, inspirado en la solidaridad humana que le enseñó el doctor Peña Gómez.

En un momento dramático demostró su admiración ante una imagen de su maestro José Francisco Peña Gómez, aduciendo que circunstancialmente está él ahí para indicarle que continúe adelante porque aún quedan cosas por hacer.

Recordó que el doctor Peña Gómez fue un hombre nacido de las entrañas de la tierra, que perdió su vida por dar mucho a favor de los pobres y que poseía valores cuyos defiende y sigue el próximo presidente de la República Luis Abinader

Elido Pérez agradeció a los Partidos Revolucionario Moderno y Frente Amplio PRM en Nueva York por acogerle en su recorrido mencionado de forma especial a Miguel Santiago, Fe María Santiago, Ramón Mejía, Magdelin Rodríguez de Unidos por el Cambio, así como la presencia de Margarita Pichardo, Alejandro Rodríguez (Tomton) Jhon Sánchez, y la coordinación del encuentro por Felix Almanzar y Gregorio Camilo.

Por Víctor Gómez

Compatir