Ud. está aquí: Opinion Columnistas Leonel, el camino seguro

Leonel, el camino seguro

E-mail Imprimir PDF
Freddy-Vladimir

Cuando se armó el juidero en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) como consecuencia de la crisis que se produjo entre dos sectores políticos de esa organización, muchos de los que fueran mis compañeros, pero que eran de larga data, empezaron a preocuparse en relación al extenso tiempo de su militancia a lo interno de esa entidad, algunos de los cuales

expresaban que habían echado los dientes en esta, pero en mi caso, nunca dudé en seguir a Leonel Fernández, como el camino correcto que debíamos trillar.

A decir verdad, retirarme del PLD fue más fácil que sacarle punta a un lápiz, ya que la realidad me ha dado la razón y me ha llevado hoy a estar súper orgulloso de seguir los pasos de Leonel, porque en tan poco tiempo, el pueblo le ha dado la razón por su sinceridad en decir, contrario a otros candidatos, que desde el gobierno seguirá con las obras que harán avanzar a nuestro país.

Con solo meses de Leonel conformar su proyecto político y aún sin llevar candidatos propios, sino a través de alianzas con otras organizaciones, acaba de demostrar en las pasadas elecciones municipales del 15 de marzo, su fortaleza política y su acentuado liderazgo en el seno del pueblo.

Los dirigentes que acompañaron a Leonel y a la Fuerza del Pueblo (FP), dentro de los cuales estoy, hicimos un trabajo digno de admirar, pese a teníamos todas las de salir perdiendo en ese proceso electoral, decidieron jugársela en busca de demostrarles al PLD, que la FP es más que un simple 10%.

Pues, hay que reconocer que fue la FP la que en realidad hizo perder al PLD en la mayoría de las Alcaldías más importantes del país, ya que sin el apoyo de esta, el PRM no hubiese logrado obtener el universo de esas entidades municipales en todo el país. Y en el caso de la FP y sus aliados ganaron varios alcaldes “aguacates” y también un gran porcentaje de regidores.

En lo que tiene que ver con las próximas elecciones presidenciales y congresuales el panorama político aún no está del todo definido, los del PRM dicen que ellos van a barrer y el PLD expresa que el país no se puede equivocar.

Esas organizaciones que se creen ganadoras deberían saber, que si es por cosa de Dios y del pueblo, que Leonel no es favorecido con el voto popular, y que por ende no lograra convertirse en el presidente del país, nadie podría vencer o ganar sin su apoyo en una segunda vuelta.

Una vez más el líder tiene la decisión en sus manos que estamos seguros se reflejará en la economía dominicana por los próximos años, y quién sabe si en generaciones.

Esa la razón y no otra, que indica que nuestro país necesita de líderes que estudien el futuro para implementar una nueva forma de actuar para que el dominicano común pueda generar ingresos.

Recordemos un poco de historia, Leonel Fernández recibe el país en el año 1996 del entonces presidente Dr. Joaquín Balaguer, un famoso caudillo que llegó a decir “que dejó el país listo para arrancar”, pese que para arrancar y llegar a Santiago desde Santo Domingo había que rodar a montarse en una “voladora” y durar casi cinco horas en el camino. Eso dijo ese sabio de Balaguer.

Pero resulta también que el país no conocía ni sabía lo que eran las computadoras y ni los teléfonos celulares y si aparecía alguno, era uno por cada cien casas y ¡cuidado! En mi Distrito no había en ninguna casa y más aún con la gran crisis de Baninter, que se presentó en el 2004 llevando el dólar al cielo. Estos factores mantenían el país enterrado en una de las peores economías de América Latina.

Cómo olvidar el año 2008, cuando el mundo estaba sumergido en una crisis que afectaba los países más desarrollados de entonces. En el caso de los Estados Unidos este entró en una de sus peores crisis económicas de los últimos 50 años, de la que nadie se salvó de sentir los efectos demoledores de esa gran recesión. Pero, adivinen qué?

Sin embargo, en ese momento un país pequeño gobernado por un hombre de ideas joven llamado Leonel Fernández, pese a los malos presagios logró mantener el crecimiento económico y la estabilidad macroeconómica durante esa crisis. Fue así como dominicana continuó recorriendo el camino del crecimiento, pero desde luego, gracias a la buena administración de Fernández y su visión de desarrollo.

Queremos advertir, que en este tiempo de crisis en la que hemos sido azotados por la mortal pandemia COVID- 19, nuestro país vuelve a necesitar de la experiencia y eficiencia de un líder que no tenga miedo en los momentos difíciles, y ese líder es, sin lugar a dudas, Leonel Fernández, quien representa la opción y el camino más seguro para dirigir el Estado dominicano.

Por Freddy Vladimir Reyes

Compatir