www.dominicanoahora.com

Síguenos

Lunes, 17 de Feb 2020

Ultima Actualización:01:07:39 AM GMT

Ud. está aquí: Opinion Columnistas Miguel Estrella: entre la Ignorancia y la aberración

Miguel Estrella: entre la Ignorancia y la aberración

E-mail Imprimir PDF
marino-mejia1

Según parece, El Instituto Duartiano, capitulo Nueva York no se detiene en su ruta díscola hacia su conversión total en un instrumento de lo antehistórico y negador de las esencias patrióticas y democráticas que adornan la figura y el pensamiento de nuestro insigne patricio Juan Pablo Duarte y Diez.

En el más reciente acto de traspaso de mando que se efectuó en el marco de la cena de gala llevada a cabo la noche del sábado en el Astoria Manor , ubicado en el área de Astoria, Queens, el inefable Luis José Ramfis Rafael Francisco Miguel Domínguez Trujillo dictó una conferencia teniendo como tema la “Vida y Obra de Juan Pablo Duarte" con lo que se le puso la tapa al pomo al insípido mandato del Lic. Miguel Estrella como presidente de esa organización de la comunidad dominicana.

Como era de esperarse, el haber aceptado que el referido sujeto, “Ramfis”, en quien se advierte un serio problema de identidad, dictara una conferencia en la cual hubo de pronunciar en innúmeras ocasiones el nombre del hombre cuyos ideales sirvieron de básica apoyatura para nuestra independencia formal el 27 de febrero de 1844, es de por si enojoso, irrespetuoso de la historia y los valores patrios de aquellos tiempo pretéritos pero nunca olvidados.

Utilizar a Luis José Ramfis una persona que, si bien nació después del ajusticiamiento de su abuelo, no menos cierto es que en sus giras politiqueras no ha dejado de alabar al sátrapa catalogándolo de “estadista, nacionalista, patriota, honesto, valiente y otras graciosuras mas. Pero al mismo tiempo que ensalza hasta el hartazgo al progenitor de su madre Angelita Trujillo, pasa por alto de manera ex profesa, los crímenes de lesa humanidad cometidos por su “abuelito” en lo que dejo plasmada con claridad meridana el carácter bestial y asesino de “Chapita”.

Pero hay algo aun peor y es la defensa sin principio y sin dignidad que hace el Lic. Miguel Estrella acudiendo para ello a reflexiones tan livianas como aberrantes cuando dice que “Ramfis representa la lucha anti haitiana” y que las criticas contra el son “infundadas”. Que crédito merece un hombre que niega la corrupción, falocracia y la genuflexión ante el imperio a lo largo y ancho de su dictadura sangrienta de casi 31 años mientras habla de combatir la corrupción el crimen y poner ORDEN en el país.

Es aberrante tener como centro de su lucha el antihaitianismo y la criminalización de los haitianos que emigran hacia nuestro país sencillamente porque son haitianos. También notamos el fuerte aliento aberrante cuando el señor Estrella (por suerte sin firmamento) hace alusión al miedo de los haitianos cuando se oye mencionar el apellido Trujillo. Eso no es más que la política del miedo y el terror por suerte en gran medida superada.

Y que decir de la postura de gran ignorante de nuestro proceso histórico al querer establecer equivalencia alguna entre la obra de Duarte en la construcción de nuestra identidad política y la del Tirano sanguinario que con la exhibición de su gula irrefrenable siempre trató de apoderarse por cualquier vía de todas las riquezas materiales e inmateriales del país.

Importa mucho aclarar que ciertamente el país vive en medio de un gran desorden bajo los cielos de Quisqueya y lo inmigratorio no es una excepción, pero el incoloro, inodoro e insípido candidato presidencial del trujillismo no ve nada más allá del odio a los haitianos.

Por fortuna, a las aberraciones e ignorancia de Miguel Estrella y todos/as aquellos que han incurrido en el grave error de hacerle coro a un rufián cazador de fortuna y manipulador político, se le está cerrando el círculo y al cabo de corto tiempo quedarán como perico en la estaca. Esperemos.

Por Marino Mejía

Compatir