www.dominicanoahora.com

Síguenos

Ud. está aquí: Opinion Columnistas No tienen nada que dar ni ofrecer

No tienen nada que dar ni ofrecer

E-mail Imprimir PDF
ebert

El doctor Leonel Fernández fue tres veces presidente de la República, justo es reconocer que realizó una labor de modernización al Estado Dominicano, como ningún mandatario anterior lo hizo; no obstante, fuera de lo que estos adelantos representaron en la administración pública, sus tres mandatos llevaron la misma línea, de lucha contra la pobreza, pero sin tomar mucho en cuenta a los pobres.

Muy diferente es el estilo de gobernar del Presidente Danilo Medina, quien ha continuado el proceso de modernización y transparencia del Estado, innovando con las visitas sorpresas, considerado el presidente más accesible a la gente humilde, a los pobres.

Por encima de que Medina se reelija o no en el 2020, lo que está en juego es mucho más que la modificación a la Carta Magna, lo que está en juego es el bienestar de una gran mayoría que antes no tenía acceso a ayuda directa del gobierno, de pequeñas y medianas empresas que no tenían acceso a crédito que ahora lo tienen.

De cientos de miles de productores agropecuarios y pequeños agricultores que no tenían tierras ni posibilidad de un préstamo y ahora lo tienen, de cientos de miles de estudiantes que ahora se encuentran en un programa educativo de tanda extendida, posible por el 4 % que negó Leonel siendo candidato y Presidente.

Entonces pregunto ¿Tienen Leonel Fernández u otro candidato de la oposición algo que ofrecer a los más pobres que Medina no supere con creces? La respuesta es obvia, Fernández ni ningún otro, tienen nada que ofrecer porque no tienen nada que dar, por que entre sus palabras y los hechos hay mucho trecho.

No tiene nada que dar ni ofrecer, en el caso de Fernández, porque en sus tres periodos de gobierno, dijo combatir la pobreza, pero, las acciones que realizó, beneficiaron a la misma elite en sus tres periodos de gobierno y no a la población más humilde y necesitada.

No tiene nada que brindar a la juventud, porque en sus tres periodos de gobierno y todavía siendo candidato, le negó a la educación dominicana, la posibilidad de un aumento hasta un 4% del PIB (producto interno bruto) para mejorar la calidad docente y curricular.

Ahora, quiere hacerse el gracioso, comiendo yaniqueque, bailando en público, hasta ofreciendo trenes de Santiago a Santo Domingo para lograr tratar de conectar con la población, especialmente joven, cuando todo el mundo sabe que sus intenciones no son sinceras, que miente y promete cosas y se junta con quien sea, sólo para llegar al poder.

Entiendo que el Doctor Leonel Fernández Reyna, al Igual que Don Hipólito Mejía Domínguez y otros dinosaurios que habitan ahora en el PRM son prueba ya superada, su estilo de gobernar y su tiempo se ubican en el pasado y allí deben quedarse.

En consecuencia, el peligro no lo representa la reelección, sino esos dinosaurios que no tienen nada que dar y además por que siguen en las mismas malas compañías, signo de que no han cambiado su estilo de repartir puestos y sobrecitos para comprar conciencias, como el mismo Fernández admitió en un artículo que publicó en Listín Diario en septiembre 2014.

Para mayor mala suerte de la oposición y del mismo Fernández, tanto el Presidente Medina como el mismo país, se encuentran en una situación envidiable, con relación a casi todos los países de la Región de Caribe y Centroamérica. Por tanto, la población dominicana no va aventurar lo que tiene seguro por alguien que tuvo tres oportunidades de cumplir y no hizo nada por la gran mayoría, que son los más pobre.

Por Ebert Gómez Guillermo

Compatir