Ud. está aquí: Opinion Columnistas El compromiso de un legislador

El compromiso de un legislador

E-mail Imprimir PDF
nelsido

Hace unos días, el licenciado Cesar Cabrera, regidor del Ayuntamiento del Distrito Nacional, dictó una magistral charla conferencia en un modesto hotel de la capital ante cientos de jóvenes sobre la importancia de la educación y el papel que un legislador ha de jugar.

Aquel encuentro fue estupendo y magistral, en el cual el edil afirmó que sin educación ningún pueblo puede avanzar, significando que el progreso y bienestar de una sociedad descansa sobre los hombros de sus jóvenes, por tanto si estos no se educan, es imposible que alcancen bienestar personal y colectivo.

Cesar Cabrera, quien desde ya está corriendo por una diputación por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) aprovechó para informar que desde un puesto en el congreso su propuesta girará en torno al sometimiento de proyectos e iniciativas dirigidas a evitar que los niños y jóvenes abandonen las escuelas y las universidades, porque la educación es la base primordial del desarrollo de ciudadanos productivos e independientes.

Lamentó los resultados recientes mostrados por una encuesta en la que una gran mayoría de jóvenes prefiere dedicarse en el futuro a la venta de droga, camino que solo lleva a la cárcel, a las enfermedades, a la delincuencia y a la muerte.

En su exposición dijo que desde el Congreso Nacional demandará políticas públicas que redunden en beneficio, no solamente de Circunscripción 3, la que representa, sino de todo el país.

Para éste aspirante congresual sus iniciativas estarán dirigidas a que la educación y la capacitación técnica estén cada vez más descentralizadas, y que los cursos del Infotep (Instituto de Formación Técnico Profesional) se extiendan a barrios y zonas marginadas, donde hay padres que no pueden pagarle a sus hijos el pasaje para acudir a recibir cursos impartidos por esta institución.

Exhortó a los jóvenes de su país a no comprometer su voto y si a involucrarse en la política y participar en las tomas de decisiones, a través de los mecanismos sociales, poder superarse y convertirse en protagonistas de su propio desarrollo.

Por Nélsido Herasme

Compatir