www.dominicanoahora.com

Síguenos

Lunes, 16 de Jul 2018

Ultima Actualización:02:13:47 AM GMT

Ud. está aquí: OPINION Columnistas Para reflexionar hoy

Para reflexionar hoy

E-mail Imprimir PDF
ebert

Para algunos, la vida puede pasar en un abrir y cerrar o cien años pueden pasar con relativa rapidez, el tiempo es relativo, Albert Einstein y Salvador Dalí tenían algunas ideas al respecto, pero ese no es el punto.

Lo importante es lo que hagamos con ese tesoro que llamamos tiempo, igual a presente, igual a vida. Quisiera, al final de mis días, terminar con una sonrisa en mis labios, satisfecho de haber hecho todo cuanto estuvo

a mi alcance hacer, con amor para bien de los demás, Orgullosos de haber aprovechado la oportunidad que tuvimos para amar, luchar y morir por todo aquello que entendimos fue nuestra razón de ser y existir.

Lo expresado, debería ser el anhelo de la gran mayoría de personas que, en lugar de existir pretendan honrar la vida con su existencia; seguramente nadie quisiera terminar sus días, cansado de luchar, vencido, amargado y triste, fuera de que algo o alguien medie tu existencia.

Es un ejercicio de paciencia el que hay que hacer con la vida, en muchas ocasiones, cuando de la nada debes construir futuro para otros, perdiendo tu presente. Hay que reinventarse cada día, empujando los sueños propios y ajenos, sin perder la fe ante las adversidades, tomando impulso en cada amanecer, haciendo catarsis en cada crisis, amando infinitamente todo lo cercano.

Por cada dos personas que te empujen, de mala manera, habrá uno que te levante, por cada tres que te menosprecie habrá siempre uno que te aprecie de verdad y mientras ese alguien exista valdrá la pena vivir y honrar la vida.

Soy de los que pienso que, mientras existan en este mundo personas dispuestas a sacrificarse, aunque sea un poquito por alguien más, la humanidad tendrá esperanza de un mejor mañana. Si estas en la posibilidad de ayudar a alguien, por qué perder la oportunidad y hasta la satisfacción de hacerlo.

Las personas mejor informadas de la realidad de lo que es el mundo actual, sino tienen riqueza, prefieren rechazar la comodidad y el dinero si a cambio deben prestarse para engañar o mentir. Entienden que, de nada vale la riqueza si en su lugar deben vender su conciencia, su dignidad, su alma, si saben a lo que me refiero.

Cada amanecer es una oportunidad de ser mejores, de convertirnos en paradigmas de armonía y dar la voz de alerta, para quien escuche pueda iluminar y seguir el camino hacia un destino mejor.

Vivir en este tiempo y espacio, créame, es un milagro y la mejor manera de trascender, si este es su propósito, debe ser con honor, con dignidad y comprometido con las mejores causas comunes de bienestar para todos.

Aquí hay muchas personas que dan lo mejor de sí, luego se van sin pedir nada a cambio, en muchas ocasiones son héroes anónimos, al menos a eso debemos aspirar. Debe ser meta de toda persona, vivir junto a los más nobles ideales, de hombres y mujeres, que han sido ejemplo de entrega y amor a la humanidad.

Por Ebert Gómez Guillermo

Compatir