www.dominicanoahora.com

Síguenos

Lunes, 16 de Oct 2017

Ultima Actualización:05:40:15 AM GMT

Ud. está aquí: Opinión Columnistas Desplante a Danilo o estrategia política de él?

Desplante a Danilo o estrategia política de él?

E-mail Imprimir PDF
salvador

Son muchas las versiones que han surgido en torno al regreso repentino y sorpresivo sin agotar su agenda pautada en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) del presidente Danilo Medina Sánchez y su comitiva que le acompañó en su viaje hacia los Estados Unidos, escenario preparado para reunirse con su homólogo Donald Trump.

La primera información que nos llega de una fuente muy confiable del entorno del jefe de Estado, Trump, es que no fue el huracán María el motivo de la huida precipitada del gobernante Medina de NY y su intervención en la 72va Asamblea General de la ONU, ni siquiera fue la masiva protesta de los dominicanos cansados de la impunidad y la corrupción de su gobierno, de lo que se trató fue que el presidente de los EE.UU. Donald Trump excluyó a Danilo Medina del grupo de dignatarios con los que se reuniría, y rechazó encontrarse con él, por lo que el astuto líder sanjuanero optó por irse presuroso y veloz a gobernar RD, según Danilo por las amenazas del fenómeno atmosférico María.

Informaciones recibidas de altos círculos diplomáticos acreditados ante la ONU y de funcionarios de Naciones Unidas en Nueva York nos revelan que el presidente Trump, luego de su intervención prometiendo continuar apoyando económicamente a la ONU, convocaría a los primeros ministros de gobierno y/o embajadores de todos las naciones de las islas del Caribe a una reunión en las oficinas de la misión estadounidense y para sorpresa de Danilo Medina, el líder norteamericano Donald Trump, lo mandó a excluir de la colectiva de delegados invitados, rechazando reunirse con él, indignado ante la abrumadora corrupción, impunidad e irrespeto de su gobierno en los procesos judiciales contra aquellos implicados en el mayor desfalco de la historia dominicana como es el caso Odebrecht.

Ya que el Departamento de Estado le informó al gobernante americano con lujo de detalles lo ocurrido con Ángel Rondón y Víctor Díaz Rúa, de los cuales dicen tener las evidencias de que fue el presidente Medina quien directamente gestionó la liberación de los dos principales implicados en los sobornos y sobrevaluación de la empresa brasileña.

Otra fuente diplomática nos revela que fue vergonzoso y dramático el momento cuando el portavoz de la Casa Blanca le informó al canciller Miguel Vargas Maldonado que las razones por las cuales la República Dominicana había sido excluida del encuentro con Donald Trump eran por el alto nivel de corrupción e impunidad que se había alcanzado en el país durante el gobierno de Danilo Medina, por haber usado su poder presidencial para impedir que los acusados de los casos de corrupción no sean presentados ni condenados en la justicia, y por la decisión de apoyar el régimen dictatorial de Nicolás Maduro en Venezuela ante la OEA, por haberse opuesto a las sanciones y la posible aplicación de la carta democrática, y posteriormente por abstenerse en una segunda ocasión consultiva a la propuesta de la mayoría de los países miembros.

Al escuchar las razones dadas por el vocero de la Casa Blanca, a Vargas Maldonado se le ocurrió replicar con decir que esos asuntos y decisiones corresponden a la República Dominicana y que no aceptaba esos argumentos por considerarlos injerencistas por parte de Washington y el gobierno del presidente Trump, lo que no se esperaba Miguel Vargas era que ya el representante del imperio tenía una contra respuesta lista a sus argumentos, le dijeron según nuestra fuente que mientras continuarán inmiscuidos en el narcotráfico, haciéndose los de la vista gorda, e involucrados en el lavado de dinero producto del narcotráfico y la corrupción gubernamental en Venezuela, además del contrabando de petróleo venezolano, la República Dominicana continuará recibiendo el mismo trato o peor, incluso le dijo que RD corre el riesgo de ser sancionada en el futuro por parte de la administración estadounidense de forma más severa. Desgraciadamente con esa última respuesta a la gestión del presidente Danilo Medina Sánchez, al canciller Vargas Maldonado y a su comitiva, no les quedó más que irse de regreso a su país con el rabo entre las piernas.

Anterior a este incidente, tanto el Departamento de Estado como la Misión Permanente de los EE.UU. ante la ONU habían ignorado múltiples solicitudes tramitadas directamente vía la Cancillería Dominicana e indirectamente a través de líderes de países amigos para una reunión entre el mandatario dominicano Danilo Medina y el presidente Donald Trump. Luego de semejante desplante, el gobernante Danilo no tuvo otra opción que retirarse a su país en vuelo privado, alegando que su regreso correspondía a que tenía que venir a ponerse al frente de su gobierno ante la posible embestida del huracán María, esto ha sido el hazmerreír de la colectividad diplomática latinoamericana presente en las Naciones Unidas.

Por Salvador Holguín

Compatir