www.dominicanoahora.com

Síguenos

Sabado, 25 de Nov 2017

Ultima Actualización:07:58:04 AM GMT

Ud. está aquí: Opinión Columnistas Gran pacto nacional por la educación

Gran pacto nacional por la educación

E-mail Imprimir PDF
ebert

La ocasión y el momento de redes sociales y grandes avances en las tecnologías, son propicios para plantearse un gran acuerdo nacional que pueda superar el momento presente, en que se encuentra el nivel de educación de la población dominicana, única vía posible de evolucionar como sociedad. De ello dependerá el progreso de nuestra sociedad e instituciones.

Tenemos una gran historia de sacrificios y entrega de los forjadores de nuestra nacionalidad que debemos honrar. Todas las fuerzas sociales deben ponerse de acuerdo para, empujar en la misma dirección, de educar y acercar, a la mayor parte de la población de este país, a los ideales de sus mejores hijos, fundadores de nuestra nacionalidad.

A casi 200 años de nuestro país haberse constituido como República, sus principales instituciones no han logrado sentar sus cimientos, básicamente debido al poco avance social de su población, la cual, a pesar de poseer muchas cualidades positivas, actúa con rasgos salvajez y primitivos.

Tenemos muchas leyes, pero pocas se cumplen. Para lograr una sociedad donde prevalezca el imperio de la ley, esta debe tener hijos que estén dispuestos a obedecerla y hacerla cumplir. Eso es lo que no pasa con muchos representantes públicos y privados, con empresarios y políticos, con estamentos militares y civiles.

Esa gran amenaza que tenemos la podemos convertir en una gran oportunidad, todavía nuestro país tiene mucha gente buena y dispuesta, Sólo la educación nos puede salvar del vandalismo. En ninguna época de nuestra historia, se ha logrado una mayor conciencia e inversión en la educación pública y privada, como en la actualidad.

Hay que demandar aún más esfuerzos de las autoridades y los gobiernos, en lo que tiene que ver con los currículos educativos, acorde con las demanda del desarrollo de las empresas, mejor preparación para los docentes en la misma dirección, mayor inversión en aspectos de la logística educativa, dígase tecnología, materiales, infraestructura, alimentación, etc.

No obstante, nada lograremos si no existe una mancomunidad entre maestros, padres o tutores con los representantes de los distritos escolares. Tenemos problemas de bandas, de delincuencias en nuestras escuelas, los profesores tienen que empoderarse, los padres o tutores deben integrarse.

Se necesita de mucho apoyo, integración y conciencia para cambiar la actual realidad, especialmente en la educación pública de nuestro país. Se puede y será menos difícil con menos interrupciones en la docencia, con más participación de los padres o tutores, con mejores condiciones y salarios para los maestros, hay que lograr ese acuerdo… Sólo la educación nos salva.

Por Ebert Gómez Guillermo

Compatir