EU elige legisladores y gobernadores, encuesta favorecen Republicano

Imprimir
elecciones ee.uu

Todo parece indicar que los votantes estadounidenses ubicarán al presidente Barack Obama en un territorio de castigo a la mitad de su gestión con la probable elección de una nueva mayoría en el Congreso.

La elección intermedia de este martes es considerada como un referendo tanto en la Cámara de Representantes, dominada por el Partido Demócrata, como en los dos primeros años de Obama en la Casa Blanca.

Las encuestas señalan que un electorado inconforme se prepara para limpiar, literalmente, la casa, lanzando a los demócratas de la Cámara de Representantes y, muy probablemente, del Senado. Aunque las derrotas de los candidatos del partido en el poder son comunes en las elecciones intermedias, el margen que se podría dar este martes alcanzaría niveles históricos.

Este martes, las elecciones intermedias más caras en la historia de EU (a un costo de 5,800 millones de dólares), los electores decidirán quién gana en los más de 470 puestos legislativos en juego (435 en la Cámara baja y 37 en el Senado). Además, se disputarán 37 gobiernos estatales y miles de puestos a nivel local.

Con base en los sondeos liberados hasta ayer lunes, todo parece indicar que los demócratas cargarán con la derrota, por lo menos en el Congreso, donde una encuesta de encuestas compilada por CNN indica que 51% de los electores votaría por un candidato republicano, y 43% por un demócrata.

La encuesta de encuestas de CNN incluye datos de seis sondeos levantados a nivel nacional los últimos días de octubre y todo indica que, al arranque de la elección, los republicanos adelantan a los demócratas con 8 puntos porcentuales. El margen de esta última compilación de encuestas muestra que el margen entre los candidatos de los dos partidos se duplicó en sólo tres días.

Temas como el desempleo, con una tasa histórica de 9.6% y una lenta recuperación debido a la recesión económica de los últimos años, ha sido el tema dominante entre los electores.

Además el Partido Republicano ha endilgado a Obama y a los demócratas la implementación de políticas de gasto que sólo han expandido el gobierno sin resolver el problema.

Obama y los demócratas se defienden afirmando que los pasos que tomaron para enfrentar la crisis, como el paquete de estímulos económicos y el salvamento de la industria automotriz, eran necesarios para evitar una depresión económica.

Asimismo, pregonan que las reformas a los sistemas de salud y financiero, serán el fundamento de una nueva era de crecimiento.

“No dejaremos de dar la batalla”, dijo a CNN Tim Kaine, presidente del Partido Demócrata. “Si bien es cierto que vamos a contracorriente, no hemos tirado la toalla y sin importar las cifras, los márgenes serán menores”.

Compatir