Ud. está aquí: Internacionales Norteamerica Taxista dominicano se suicida lanzándose a rieles del Subway de Nueva York

Taxista dominicano se suicida lanzándose a rieles del Subway de Nueva York

E-mail Imprimir PDF
tren

Nueva York.-Un taxista dominicano de Uber que murió tras lanzarse a las rieles del Subway en el Alto Manhattan el pasado lunes, lo habría hecho agobiado por las deudas.

Fausto Luna, de 58 años, se tiró contra el tren de la línea A en la estación de la calle 175 y la avenida Fort Washington.

Los restos de Luna fueron velados la noche del jueves en la funeraria Rivera de la avenida Saint Nicholas y la calle 173 del Alto Manhattan,

donde acudieron numerosos familiares, vecinos, amigos y compañeros de labores.

Allegados al suicida indicaron que el hombre se quitó la vida por la depresión que lo embargaba porque había acumulado una deuda muy alta que no podía pagar.

Hasta mediados de junio pasado, la Alianza de Trabajadores de Taxi de Nueva York había denunciado sobre seis casos de suicidios de choferes debido a la crisis financiera.

De acuerdo con las denuncias, los conductores de taxis, principalmente los que no tienen medallón, dicen estar “asfixiados” por las multas de la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC), aparte de los gastos por reparaciones y combustible en los que deben incurrir.

El caso de Luna viene a agregar gravedad al problema al sugerir que no solo estos taxistas se las están viendo difícil económicamente, sino también los que contactan con clientes por medio de aplicaciones móviles.

El año pasado, el taxista criollo Danilo Corporán Castillo, escribió una larga nota de suicidio lamentando el desastroso estado de la industria en la parte atrás de una cita de la TLC antes de tirarse desde el techo del edificio en el que vivía, en la calle 135 en Harlem, el 20 de diciembre de 2017.

Alfredo Pérez, fue otro de los taxistas dominicanos que se suicidio ahorcándose en su apartamento del Alto Manhattan antes de que Corporán se matara.

Varios otros conductores de taxis, también se han suicidado en la ciudad, lo que provocó que este año, el alcalde Bill de Blasio, anunciara la creación de un programa de ayuda económica y consejería psicológica para prevenir las tragedias, pero la mayoría de los conductores tanto del área livery como de los taxis amarillos y Uber, dicen que esa promesa no ha llegado todavía.

Compatir