Ud. está aquí: Internacionales Norteamerica Buscan solución a problema provocado por rezonificación del Corredor de Jerome

Buscan solución a problema provocado por rezonificación del Corredor de Jerome

E-mail Imprimir PDF
Pedro-J.-Estevez-se-reune

Nueva York.-El concejal Mark Gjonaj director del Comité de Pequeños Negocios de esta ciudad se reunió el pasado jueves con el presidente de la Asociación de Comerciantes de la Industria Automotriz (UAMA) por sus siglas en inglés, Pedro J. Estévez, para buscar una solución al problema provocado por la rezonificación del Corredor de Jerome.

En dicho encuentro el concejal mostró interés en las ideas explicadas por Estévez, la cual consiste en la edificación de un centro

automotriz (Mall) donde estas pequeñas empresas estén ubicadas en forma "vertical y no horizontal" como está actualmente en el corredor.

Estévez, quien lleva la voz cantante desde años buscando la solución al problema de la rezonificación del Corredor de Jerome y otros sectores de la ciudad, explicó que estos pequeños negocios ubicados de manera vertical minimizará el espacio ocupado en la actualidad ya que más de 200 negocios están abarcando sobre 2 millas de dicho sector.

El presidente de UAMA, explicó al director del referido comité, concejal del Distrito 13, Mark Gjonaj, que los pequeños negocios están siendo acosados por la Ciudad, por lo que entiende que el Corredor de Jerome, coloca a estos en peligro de liquidación y en consecuencia la pérdida de sus inversiones de toda una vida.

Pedro J. Estévez, reiteró al concejal, que la idea de la relocalización de los negocios a un plano vertical en una zona industrial (IBZ en inglés) donde cada uno de ellos sea dueño de su propio espacio, sería la forma de terminar con el acoso a que lo tiene sometidos la ciudad desde hace años.

El concejal Mark Gjonaj acogió con beneplácito el planteamiento del presidente de UAMA, Pedro J. Estévez y reconoció su liderazgo en razón de que por más de una década ha estado educando y defendiendo los pequeños negocios de autos en la ciudad de Nueva York.

Por Víctor Gómez

Compatir