Muchos votantes de Obama pasan a bando republicano

Imprimir

WASHINGTON. La coalición ganadora del presidente Barack Obama en el 2008 se ha desmoronado y sus principales partidarios están desanimados. Ahora son los republicanos quienes se preparan para beneficiarse de un electorado que exige cambios.

Casi dos años después de colocar a Obama en la Casa Blanca, un cuarto de los que votaron por el demócrata desertarán al bando republicano o evalúan votar en contra del partido de gobierno el 2 de noviembre. Casi la mitad de ellos dicen que acudirán a votar, según un sondeo de The Associated Press-Knowledge Networks, que llega dos semanas antes de las cruciales elecciones de mitad de mandato del presidente.

Sin embargo, en una fuerte muestra de la falta de entusiasmo con el mundo político, el mismo número de personas que apoyaron al candidato presidencial republicano John McCain apoya a los demócratas ahora o aún se pregunta por quién votar.

Aún así, quienes votaron a McCain se muestran mucho más motivados y dos tercios dicen que votarán el mes próximo.

La diferencia de entusiasmo anima a los republicanos, quienes esperan fuertes éxitos electorales, y preocupa a los demócratas, que esperan aferrarse a sus mayorías en el Congreso así como a varias gubernaturas en disputa. El partido de Obama sueña con que su operación de movilización de votantes pueda contrarrestar la energía de los votantes republicanos, para mitigar las pérdidas que se espera sufrirá el oficialismo en todo el país.

La desilusión es evidente. Según el sondeo, un 63% de los partidarios de Obama que esperaban cambios en Washington creen ahora que nada ocurrirá. Tan sólo un 36% piensa que Obama aún puede lograrlo, mientras que una mayoría de seguidores de McCain dicen que las cosas pueden cambiar si se elige a la persona adecuada.

"Esperaba que lográramos más civismo en el gobierno. Eso quedaba implícito en su promesa (de Obama), además de algunos cambios. Resulta que él se refería más a los cambios que al civismo", dijo Gerry Kramer, de 70 años, desde Georgetown, Texas. Kramer es uno de los votantes de Obama que probablemente votará a favor de los republicanos. Aún así, no es un gran admirador del Partido Republicano ni de la política.

Ese pesimismo entre los partidarios de Obama es común en otras partes del país. Tan sólo un 40% de los seguidores de Obama que abandonan a los demócratas dicen que el presidente será capaz de mejorar la economía en los próximos dos años. Los que siguen apoyando a los demócratas son más optimistas: el 70% asegura que las políticas de Obama ayudarán al país a recuperarse de la recesión.

Un 40% de los votantes de Obama dijeron en el sondeo que se sienten frustrados por su presidencia, mientras que un 20% están animados y 26% dicen que se sienten orgullosos. Aún así un 59% dijo que mantiene la esperanza.

La encuesta tiene un margen de error de un 4,4%.

Compatir