Ud. está aquí: Internacionales Europa Sarkozy niega cualquier delito y dice acusaciones han hecho de su vida un “infierno”

Sarkozy niega cualquier delito y dice acusaciones han hecho de su vida un “infierno”

E-mail Imprimir PDF
Nicolas-Sarkozy

NANTERRRE, Francia (Reuters) - El expresidente francés Nicolas Sarkozy dijo a magistrados que las acusaciones de financiación ilegal desde Libia para su campaña electoral de 2007 son una red de mentiras que han convertido su vida en un "infierno" y que lo llevaron a perder un intento de reelección en 2012, informó el diario Le Figaro.

El político conservador de 63 años, que estuvo en el poder entre 2007 y 2012, fue informado el miércoles por los investigadores tras dos días de interrogatorio bajo custodia policial que era formalmente sospechoso de corrupción pasiva, un delito que conlleva una pena de hasta 10 años de cárcel.

El caso forma parte de una oscura trama cuyas acusaciones apuntan a que el fallecido líder libio Muammar Gaddafi entregó a la campaña para la elección de Sarkozy en 2007 millones de euros enviados a París en maletas, denuncias que el exmandatario galo siempre ha negado.

El periódico publicó un largo relato de lo que aseguró fue la declaración textual de Sarkozy.

"Esta calumnia ha hecho de mi vida un infierno desde el 11 de marzo de 2011", afirmó Sarkozy, según el diario. "He pagado un alto precio por este asunto. Pongámoslo de esta manera: Perdí la elección presidencial de 2012 por 1,5 puntos porcentuales. La controversia iniciada por Gaddafi y sus secuaces me costó ese 1,5 por ciento", añadió.

Sarkozy, que recibió a Gaddafi con alfombra roja en París a fines de 2007, dijo que sus problemas comenzaron en marzo de 2011 después de recibir a rebeldes libios y de llegar a convertirse en uno de los principales defensores de una campaña dirigida por la OTAN que terminó en el derrocamiento y la muerte del dictador en octubre de 2011.

También denunció lo que describió como mentiras de uno de sus principales acusadores, un empresario franco-libanés que se ha autocalificado como un "intermediario en la sombra" en los enlaces entre París y los jefes de los servicios secretos libios.

Las acusaciones provocaron la apertura de una investigación judicial en 2013 que se transformó en una gran bola de nieve esta semana, cuando Sarkozy fue llamado a interrogatorio. El miércoles por la noche, el exmandatario fue puesto formalmente bajo investigación como sospechoso en el caso.

Compatir