Ud. está aquí: Internacionales Europa Le Pen se lanza para la presidencia de Francia con promesa de combate a la globalización

Le Pen se lanza para la presidencia de Francia con promesa de combate a la globalización

E-mail Imprimir PDF
marine

LYON, Francia (Reuters) - La líder del partido de extrema derecha francesa, Marine Le Pen, dijo el domingo ante miles de simpatizantes que ondeaban banderas y cantaban "¡Este es nuestro país!" que sólo ella podría protegerlos del fundamentalismo islámico y la globalización si es elegida presidenta en mayo.

Alentada por la victoria del presidente Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos y por la votación de los británicos a favor de salir de la Unión Europea (UE), el Frente Nacional (FN)

de Le Pen, que está en contra de la inmigración y de la UE, espera aprovechar un impulso similar del populismo en Francia.

Como el hasta ahora favorito Francois Fillon, un conservador, está envuelto en un escándalo por el empleo de su esposa, y la estrella centrista en ascenso Emmanuel Macron aún no se puso a prueba, el FN de Le Pen dice que puede torcer las encuestas que prevén su derrota en una segunda ronda.

"Lo que está en juego en esta elección (...) es si Francia todavía puede ser una nación libre", dijo Le Pen a los partidarios en el acto de lanzamiento de su campaña. "La división ya no es entre izquierda y derecha, sino entre patriotas y globalistas".

En 144 "compromisos" publicados el sábado, Le Pen dice que ella limitaría drásticamente la inmigración, expulsará a todos los migrantes ilegales y restringirá ciertos derechos que ahora están disponibles para todos los residentes, incluyendo la educación gratuita, a solo los ciudadanos franceses.

Un gobierno del FN también sacaría a Francia de la zona euro, celebraría un referendo sobre la membresía a la UE y fijaría impuestos a las importaciones y a los contratos laborales de los extranjeros.

"Los líderes pasados eligieron la globalización desregulada. Dijeron que sería feliz pero resultó atroz", dijo Le Pen. "La globalización financiera y la globalización islamista se están ayudando entre ellas (...) esas dos ideologías quieren poner a Francia de rodillas".

Si bien Le Pen buscó hacer al FN más potable para los votantes de centro desde que tomó el control del partido de su padre Jean-Marie Le Pen en 2011, su discurso del domingo dejó en claro que su enfoque contra la inmigración y la UE seguía siendo el eje de su agenda.

Le Pen recibió algunos de los aplausos más fuertes durante su discurso, con ovaciones de pie al sonido de "¡Francia! ¡Francia!" y "On est chez nous!" ("este es nuestro país"), cuando prometió expulsar a todos los extranjeros condenados por algún delito o contravención, y cuando dijo que los migrantes sin documentos de identidad nunca podrían ser aceptados legalmente en Francia o recibir salud gratis.

La multitud coreó en respuesta, "¡Vamos a vencer!".

En otras partes de la ciudad, el izquierdista Jean-Luc

Melenchon celebró un acto, al igual que Macron, mientras los candidatos siguen de cerca los movimientos de sus competidores en una elección cuyo resultado por ahora es difícil de predecir.

Compatir