Ud. está aquí: Internacionales America Latina Chile se suma a países que no firmarán Pacto Mundial para la Migración

Chile se suma a países que no firmarán Pacto Mundial para la Migración

E-mail Imprimir PDF
carabana

El gobierno de Chile anunció que no firmará el Pacto Mundial para la Migración Ordenada y Regular, propuesto por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y que deberá ser ratificado este lunes 10 y martes 11 de diciembre en Marrakech, Marruecos.

La decisión del Gobierno de Sebastián Piñera, se fundamenta en la diferencia entre la posición que tiene el Ejecutivo respecto a conceptos incluidos en la propuesta, tales como la no diferenciación entre la migración regular e irregular y la comprensión de la inmigración como un derecho humano.

"Creemos firmemente en los derechos humanos de los migrantes, pero no que migrar sea un derecho humano", aseveró el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

Chile se suma a las posturas de Estados Unidos, Australia, Italia, Bulgaria, Hungría, Polonia, Eslovaquia, República Checa, Suiza, Estonia, Lituania, Israel y la República Dominicana. Todos ellos anunciaron que no adoptarán el texto y no asistirán a la cita, un hecho que compromete la relevancia del evento.

Los principales argumentos que avanzan estos países es que el acuerdo, pese a su carácter no vinculante, puede generar compromisos políticos en detrimento de la soberanía de los Estados; además de que no establece una diferencia entre migrantes regulares e irregulares.

Detalles del pacto y las razones de su rechazo
El documento sostiene que para aprovechar los beneficios de la inmigración y mitigar sus riesgos, es necesario mejorar la colaboración entre países. Para ello, plantea 23 grandes objetivos que apuntan en esa dirección.

Entre ellos, se establecen compromisos como medidas contra el tráfico de personas, evitar la separación de las familias, usar la detención solo como última opción o reconocer el derecho de los migrantes irregulares a recibir salud y educación.

También tendrán que prometer un regreso "seguro y digno" a los inmigrantes deportados y no expulsar a quienes se enfrentan a un "riesgo real y previsible" de muerte, tortura u otros tratos inhumanos en sus naciones de origen.

Son esas medidas las que han sido rechazadas en la decena de países que se marginaron del acuerdo, los cuales ven que este podría incentivar la inmigración ilegal. Dicha situación fue duramente criticada desde Naciones Unidas.

Compatir