Jair Bolsonaro gana elecciones en Brasil, pero habrá una segunda vuelta

Imprimir
Jair Bolsonaro

El ultraderechista Jair Bolsonaro se impuso este domingo en las elecciones del Brasil, pero tendrá que enfrentarse a Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT) en una segunda vuelta a celebrarse el 28 de octubre.

De acuerdo a los últimos resultados del Tribunal Superior Electoral (TSE), con el 98% de las mesas escrutadas, Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), obtuvo el 46.5% de los votos, frente a un 28.7% de Haddad del PTD.

Además de un nuevo presidente, los 147,3 millones de brasileños convocados a las urnas en 5.570 municipios y en 171 localidades en el exterior eligieron a los gobernadores de los 27 estados del país, dos tercios del Senado y los 513 diputados federales, así como renovarán los legislativos regionales.

Las elecciones de este año, las más imprevisibles desde que Brasil recuperó la democracia en 1985, se han caracterizado por un clima de radicalización y polarización entre el socialista Fernando Haddad y el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien fue acuchillado durante un mitin el 6 de septiembre pasado.

Haddad, un ex alcalde de Sao Paulo poco conocido en otras regiones, trató de identificarse a fondo con Lula y pudo así heredar una buena parte del electorado de su mentor, sobre todo entre la población pobre que mejoró sus condiciones de vida bajo sus mandatos (2003-2010).

Pero también heredó el odio que Lula inspira entre quienes le reprochan los escándalos de corrupción revelados por la Operación Lava Jato y la crisis económica en la que se sumió el país bajo el mandato de su heredera Dilma Rousseff, destituida por el Congreso en 2016.

Bolsonaro es un ex capitán del ejército y legislador con 27 años en el Congreso que ha cosechado su popularidad presentándose como un “salvador de la patria” frente a los políticos “corruptos” que llevaron a la mayor economía del continente a una debacle.

Ostenta un largo historial de declaraciones misóginas, racistas y homófobas. El pasado fin de semana, cientos de miles de mujeres salieron a las calles defendiendo la consigna "Él No".

En la última semana, Bolsonaro recibió apoyos de poderosos sectores, como el agronegocio y las iglesias evangélicas.

También de jugadores de fútbol, entre ellos el legendario Ronaldinho Gaúcho, quien publicó una foto en Twitter vistiendo una camiseta con el número 17, de Bolsonaro.

"Por un Brasil mejor, deseo paz, seguridad y alguien que nos devuelva la alegría", afirmó el delantero de 38 años, que anunció su retiro en enero.

En su último video en Facebook, Bolsonaro prometió gobernar "inclusive" para los ateos y para los gays.

"Gobernaremos para todos, independientemente de su fe religiosa, incluso para quien es ateo. Gobernaremos para todo el mundo, para los gays incluso, que hay gays que son padres, que son madres", afirmó.

Compatir