Irán da por concluido ataque contra EEUU; dice no busca una guerra

Imprimir
Javad Zarif

El canciller iraní, Javad Zarif, dijo que su país tomó y concluyó medidas proporcionales en legítima defensa contra dos bases militares que albergan tropas de Estados Unidos, en respuesta al operativo militar en donde murió el jefe de la Fuerza Quds de Irán general Qassem Soleimani.

“Irán tomó y concluyó medidas proporcionales en legítima defensa, tal como lo establece el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, apuntando contra bases desde las cuales, de manera cobarde, fuerzas armadas lanzaron

ataques contra nuestros ciudadanos y oficiales de alto rango”, escribio Zarif en su cuenta de Twitter.

“No buscamos una escalada o una guerra, pero nos defenderemos ante cualquier agresión”, agregó.

Más temprano, Irán había amenazado con bombardear la ciudad israelí de Haifa y Dubai en los Emiratos Árabes Unidos, si Estados Unidos respondia al ataque.

De su lado, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de quien se esperaba se dirigiera a la nación tras una reunión con los secretarios de Estado, Mike Pompeo; de Defensa, Mark Esper y el jefe del Estado Mayor Conjunto general Mark Milley, dijo que esperaba hacer una declaración este miércoles temprano en Washington.

“¡Todo está bien! misiles fueron lanzados desde Irán a dos bases militares ubicadas en Irak. Se está llevando a cabo una evaluación de daños y bajas en este momento. !Por ahora, todo bien! Tenemos el ejército más poderoso y mejor equipado del mundo, por lejos. Voy a realizar una declaración mañana por la mañana”, indicó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Tras el ataque el Pentagonó confirmó que Irán lanzó “más de una docena” de misiles contra objetivos estadounidenses y de la coalición en Irak a las bases, ubicadas en Al Assad y Erbil.

Jonathan Hoffman, vocero del departamento de Defensa, indicó que EEUU “tomó todas las medidas apropiadas para salvaguardar” a su personal y que las bases que albergan tropas estadounidenses en Irak han estado en “alerta máxima” debido a las afirmaciones de Teherán de atacar a Washington en respuesta por la muerte de Soleimani.

La base Al Assad, una de las instalaciones con tropas de EEUU en Irak atacadas este martes por el régimen iraní, fue utilizada por las fuerzas estadounidenses por primera vez después de la invasión de 2003 en la que fue derrocado el dictador Saddam Hussein, y posteriormente volvieron allí para combatir al grupo Estado Islámico en Irak y Siria. Hay unos 1.500 efectivos de la coalición estadounidense estacionados ahí.

La base es la mayor de las bases militares de EEUU en el occidente del país, ubicada en la provincia iraquí de Anbar, a unos 180 kilómetros al oeste de Bagdad. Fue construida entre 1981 y 1987 y hasta la invasión de Irak en 2003, la base albergaba tres unidades de la Fuerza Aérea Iraquí, que volaban los MiG-25 y MiG-21. Fue abandonada poco después del inicio de la invasión. Inicialmente se conocía como Base Qadisiyah, y finalmente se renombró Base Aérea Al Asad , que significa “El León” en árabe.

Compatir