www.dominicanoahora.com

Síguenos

Miercoles, 17 de Oct 2018

Ultima Actualización:03:39:57 AM GMT

Ud. está aquí: Entretenimiento Musica Robinson Hernández suma éxitos y notoriedad dentro de la industria musical internacional

Robinson Hernández suma éxitos y notoriedad dentro de la industria musical internacional

E-mail Imprimir PDF
Robinson-Hernandez

Nueva York, EEUU.-El destacado productor musical Robinson Hernández cierra uno de los años más productivos de su carrera, ya que ha realizado trabajos musicales que han calado gran notoriedad en el ambiente artístico.

Durante el 2017 Robinson produjo los temas “Diez Segundos”, “Asesina” y “El Intruso” de Zacarías Ferreira, “El Amor de Mi Vida” (J’ Martin), “Por Tu Ego” (Luis Miguel del Amargue) y para Elvis Martínez “Esto Se Llama Amor” y “El Problema Eres Tu” cortes que en su mayoría han alcanzado las primeras posiciones de difusión radial en la República Dominicana.

Con este imponente éxito Hernández se coloca a la altura de los más prestigiosos productores de la industria, convirtiéndose en un sello de garantía a la hora de hacer bachata.

Este talentoso arreglista ha aportado su talento para artistas del nivel de Fernando Villalona, Milly Quezada, Héctor Acosta "El Torito", Elvis Martínez, Zacarias Ferreira, Ilegales, Sergio Vargas, Los Hermanos Rosario, Alex Bueno, J'Martin, Miriam Cruz, Eddy Herrera, Kinito Méndez, Joe Veras, , Cherito, Jandy Féliz, Chichí Peralta, Luis Segura, Leonardo Paniagua, Luis Miguel del Amargue, Yoskar Sarante, Andy Andy, El Gringo de la Bachata, Toby Love, Rikarena, Jimmy Bauer, Henry Santos y otros más.

En el ámbito internacional este virtuoso productor ha realizado trabajos musicales para Prince Royce, Aventura, Luis Fonsi, Enrique Iglesias, Chayanne, Jorge Celedón, Alejandro Fernández, Alex Ubago, Cristian Castro, Paulina Rubio, Thalía, David Bisbal, Elvis Crespo, Tito Rojas, Leslie Grace, Tito El Bambino, Charlie Zaa, Cumbia Kings, Looney Tunes, Rakim & Ken-Y, Belanova, Dulce María RBD, Tony Tuntún y Farruko, entre otros.

Por Luis Henríquez

Compatir