Ud. está aquí: Deportes Otros deportes Hulk Hogan: “Dios nos ha quitado todo lo que adoramos, tal como lo hizo con las plagas de Egipto”

Hulk Hogan: “Dios nos ha quitado todo lo que adoramos, tal como lo hizo con las plagas de Egipto”

E-mail Imprimir PDF
Hulk Hogan

El luchador profesional y actor estadounidense Hulk Hogan, comparó al coronavirus con las plagas de Egipto y sugirió que Dios terminará con la infección si la humanidad se arrepiente.

"En tres cortos meses, tal como lo hizo con las plagas de Egipto, Dios nos ha quitado todo lo que adoramos", escribió Hogan a sus 1,5 millones de seguidores de Instagram.

Terry Gene Bollea, nombre de pila del atleta, cree que la gente de la Tierra debería usar el bloqueo de la pandemia para lidiar con su fe, y luego sucumbir a una llave sagrada.

Hogan también fue enfático al decir que Dios castiga igualmente a todos los que adoran el dinero, y una vista de eso es el desplome mundial que han tenido los mercados a nivel mundial.

“Dios dijo, 'si quieres adorar a los atletas, cerraré los estadios. Si quieres adorar a los músicos, cerraré los Centros Cívicos. Si quieres adorar a los actores, cerraré los teatros. Si quieres adorar al dinero, cerraré la economía y colapsaré el mercado de valores”, escribió Hogan el lunes.

También dio a entender que Dios cerró iglesias para castigar a las personas que no las usaban.

"No quieres ir a la iglesia y adorarme, lo haré donde no puedas ir a la iglesia", según Hogan.

En un video publicado en GodTv.com en 2018, Hogan dijo que fue salvado por Dios cuando tenía 14 años. Citó 2 Crónicas 7:14 de la Biblia King James en Instagram para sugerir que la pandemia terminará si la humanidad se arrepiente.

"Si mi pueblo que es llamado por mi nombre se humillará y orará y buscará mi rostro y se apartará de sus malos caminos, entonces escucharé del cielo y perdonaré sus pecados y sanaré su tierra", escribió el luchador de 66 años.

El luchador de 6 pies 7 y 301 libras terminó su misiva al sugerir que, en lugar de buscar una cura para el virus, que ha infectado a casi 1.46 millones de personas y mató a 76,506, la humanidad debería aprovechar el tiempo de silencio impuesto por la pandemia.

"Tal vez no necesitamos una vacuna", escribió Hogan. "Tal vez necesitamos tomar este tiempo de aislamiento de las distracciones del mundo y tener un avivamiento personal donde nos centremos en la ÚNICA cosa del mundo que realmente importa. Jesús."

Compatir