www.dominicanoahora.com

Síguenos

Jueves, 25 de Mayo 2017

Ultima Actualización:06:28:20 AM GMT

Ud. está aquí: Deportes Beisbol Puerto Rico quita invicto a Dominicana en Clásico Mundial, Cuba dice adiós

Puerto Rico quita invicto a Dominicana en Clásico Mundial, Cuba dice adiós

E-mail Imprimir PDF
puerto-rico-clasico

SAN DIEGO (AP) -- Yadier Molina aportó un jonrón y un sencillo productor para que Puerto Rico venciera el martes 3-1 a República Dominicana, su verdugo en la última final del Clásico Mundial de Béisbol.

Eddie Rosario produjo la carrera de la ventaja en el cuarto episodio y retiró a un corredor en el plato por Puerto Rico, que le rompió a la selección dominicana una racha de 11 victorias consecutivas en el Clásico.

El duelo que puso en marcha la segunda ronda del certamen fue una reedición de la final de 2013, que los dominicanos ganaron por 3-0 en San Francisco.

Un grupo pequeño pero entusiasta de espectadores no dejó de cantar, aplaudir y agitar banderas en el Petco Park. Algunos llevaron incluso cencerros, con los que produjeron un ruido ensordecedor.

Y los boricuas respondieron con la alegría propia de un jugador de Pequeñas Ligas. Luego que el jardinero derecho Rosario sacó out a Jean Segura en el plato, mediante un tiro de un solo bote que le llegó al cátcher Molina, el lanzador Orlando Román pegó un brinco.

El equipo salió a recibir a Rosario y la felicitación con un golpe de pecho fue tan fuerte que se cayó.

A sus 34 años, Molina lució como un niño feliz. Cuando tuvo el madero en sus manos, fue un hombre temible.

"La única manera de jugar ante Dominicana es con pasión y motivación", dijo el cátcher estelar de los Cardenales de San Luis. "Son un equipo increíble"

Después de que Molina sacó out a Nelson Cruz en un intento de robo de la intermedia para poner fin al octavo, el receptor saltó eufórico. El segunda base Javier Báez tiró la pelota hasta el tercer nivel del Petco Park.

Más sobresaliente fue la secuencia del out: Báez inició el festejo mucho antes de tocar con el guante a Cruz.

Edwin Díaz ponchó a Segura para acreditarse el salvamento y llevarse un efusivo abrazo de Molina. Un pelotero de Puerto Rico lanzó por los aires el saco de brea, en medio del festejo.

Puerto Rico venía de ganar invicto el Grupo D en Guadalajara, México.

Cruz jonroneó por los dominicanos, que se llevaron invictos el Grupo C en Miami, plaza que convocó masivas y ruidosas concurrencias.

El manager dominicano Tony Peña fue expulsado por reclamar un strike cantado en el octavo. Salió despedido de la cueva y discutió airadamente frente al rostro del umpire Will Little, haciéndolo con tanta vehemencia que se cayó al piso.

Ya más sereno, el piloto reconoció la actuación de sus rivales.

"Jugaron realmente duro contra este increíble equipo dominicano", comentó. "Lo hicieron con mucha energía".

Molina conectó un sencillo de bate roto frente a Carlos Martínez (0-1), con dos outs en el primer inning, para empujar a Francisco Lindor.

Y al primer lanzamiento de Héctor Neris en el sexto inning, Molina desapareció la esférica, para que Puerto Rico tomara la ventaja por 3-1.

Héctor Santiago (1-0) resolvió dos capítulos y dos tercios para agenciarse la victoria.

Cuba dice adiós al Clásico tras caer ante Holanda
TOKIO - Wladimir Balentien pegó dos jonrones y remolcó cinco carreras y Holanda eliminó el miércoles a Cuba tras imponerse por 14-1 en siete innings en la segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol.

Balentien, exjugador de las Grandes Ligas que ahora milita en los Yakult Swallows de Japón, conectó un cuadrangular de tres carreras en el primer episodio y un vuelacercas solitario en el tercero que dieron a Holanda con una ventaja de 7-0 en la pizarra.

La victoria fue para Diegomar Markwell, que admitió cuatro hits y una carrera en seis entradas. El cubano Lázaro Blanco cargó con la derrota al ceder cinco hits y cuatro anotaciones en poco más de un inning.

Holanda mejoró su foja en el Grupo E a 2-1. En función del resultado del partido que enfrentará más tarde el miércoles a Japón con Israel, los holandeses podrían obtener un boleto directo a la ronda final, que se disputará la semana próxima en Los Ángeles, o jugarse el pase en un desempate el jueves en el Tokyo Dome.

La victoria de Japón garantizaría el pase de Holanda a semifinales, mientras que si se impone Israel, los tres países empatarían a 2-1 forzando el desempate.

Compatir